Saltar al contenido

Receta de Membrillo en Almíbar

membrillo en almibar receta, recetas con membrillo

El Membrillo en Almíbar es la forma más sencilla de poder disfrutar de este fruto, de forma menos tradicional. Antes de meternos en otras recetas de membrillos de frutas, creo que este es el paso principal para comenzar a acostumbrarnos a este característico sabor. ¡Vamos allá!

Ingredientes del Membrillo en Almíbar

Vamos a necesitar muy pocos ingredientes en este caso, pues la fuerza de esta receta recae en los pasos. Pero tampoco penséis que es algo súper complicado de realizar, para nada. Cuando dijimos que es el método más sencillo de disfrutar del Membrillo, no mentíamos.

La densidad de los ingredientes es totalmente variable, tanto a nuestro gusto como para el tamaño de Membrillo en Almíbar que vayamos a preparar.

Preparación

  1. Pelamos y cortamos los membrillos, preferiblemente en cubos, aunque puede tener cualquier forma.
  2. Vertimos el agua en una olla profunda. Añadimos el membrillo, y hervimos hasta que el líquido se reduzca (aproximadamente a la mitad), o hasta que el membrillo quede tierno. Debemos agregar entonces el edulcorante, y lo dejamos hasta que se espese, casi como un caramelo líquido.
  3. Filtramos los membrillos cortados y los vertimos en botes vacíos, del tamaño que nos interese. Finalmente, añadimos a los mismos botes el mismo almíbar de la olla.

Te recomendamos también:

Resumen de la Receta:

Membrillo en Almíbar

✅ El Membrillo en Almíbar es la forma más sencilla de poder disfrutar de este fruto, de forma menos tradicional. ✅

Tipo: Postre

Cocina: En Almíbar

Palabras claves: Membrillo en Almíbar

Rendimiento de la receta: 3-4 comensales

Tiempo de preparación: 10M

Tiempo de cocinado: 3H

Tiempo total: 3H10M

Ingredientes de la receta: Litro y medio de agua Edulcorante Natural (500-750g) 1-2kg de Membrillo

Instrucciones de la receta: Pelamos y cortamos los membrillos, preferiblemente en cubos, aunque puede tener cualquier forma. Vertimos el agua en una olla profunda. Añadimos el membrillo, y hervimos hasta que el líquido se reduzca (aproximadamente a la mitad), o hasta que el membrillo quede tierno. Debemos agregar entonces el edulcorante, y lo dejamos hasta que se espese, casi como un caramelo líquido. Filtramos los membrillos cortados y los vertimos en botes vacíos, del tamaño que nos interese. Finalmente, añadimos a los mismos botes el mismo almíbar de la olla.

Puntuación del editor:
5