Saltar al contenido

Productos congelados de calidad

Hoy en día la tecnología nos brinda la grandísima oportunidad de consumir productos congelados. Este tipo de alimentos presentan varias ventajas que podemos tener en cuenta a la hora de hacer la compra semanal.

¿Sabías que consumir productos congelados puede, en algunos casos, ser más beneficioso que comerlos frescos?

El hecho de transportar productos frescos a largas distancias puede suponer que éstos empiecen a perder muchas de sus vitaminas y propiedades, mientras que si los consumes congelados nada más obtenerlos de la naturaleza, podrás conservar la mayoría de sus propiedades.

Además, los enseres congelados están disponibles todo el año, y no solo en cortas temporadas anuales. ¡Puedes consumir cualquier tipo de pescado durante todo el año! Y también verduras y frutos, que, de otra manera serían imposibles de adquirir fuera de temporada.

La comida congelada no necesita de conservantes adicionales, ya que el propio frío es el que los conserva, con lo que evitamos consumir alimentos cargados de elementos de conservación, cuya inocuidad no está demostrada al 100%. Esto, entre otras cosas, hace que comprar productos congelados sea una alternativa económica y saludable.

Conservar alimentos congelados

Hay que tener en cuenta, ante todo, que todas las ventajas que brinda la opción de consumir productos congelados solo son posibles de mantener si se respetan una serie de estrictas medidas de seguridad, tales como mantener la mercancía a una temperatura inferior a -18ºC.

Por eso es muy importante contar con una empresa que nos dé la máxima seguridad y confianza. Si eres de Valencia puedes encontrarlos en manumar.es , y, si no, seguramente en tu localidad haya negocios líderes en su sector y que cumplan las máximas medidas de seguridad.

Si quieres mantener los alimentos en perfecto estado debes conservarlos en el congelador de tu domicilio. Procura abrir el electrodoméstico lo menos posible, para evitar cambios bruscos de temperatura y, si dispones de dos neveras, guárdalos en la que menos uso tenga; así que asegurarás de que el estado de conservación es óptimo cuando vayas a consumirlos.

Beneficios de comprar pescado congelado

  • Puedes consumir pescado de gran calidad todo el año y a precios bastante bajos, ya que el coste de almacenamiento es muy pequeño. Se pescan en temporada y se conservan todo el año.
  • A veces, el pescado congelado es más fresco que el pescado fresco, que tarda un tiempo en llegar a las tiendas, mientras que el congelado se congela, incluso, hasta en el propio barco.
  • Puedes ahorrar hasta un 25% con respecto a comprar pescado fresco.
  • En algunas ocasiones, consumir pescado congelado es más ecológico que consumir pescado fresco. Esto se debe a que se reducen las emisiones en los desplazamientos, y que, al conservarse durante más tiempo, se compra en mayor cantidad.
  • La congelación reduce la cantida de bacterias y patógenos en el alimento, así que es un buen método de esterilización.
  • No pierde propiedades, textura, ni sabor.

Ahora que ya conoces todos los beneficios de consumir productos congelados, ¿has pensado qué vas a preparar para comer con tu receta de membrillo?