Saltar al contenido

Tacos Mexicanos con Membrillo

tacos con membrillo

Si quieres sorprender a tus invitados y crear algo nuevo e impactante te propongo hacer una receta de tacos con membrillo. Los tacos son una comida típica de México y, como puedes imaginar, los hay de muchas formas distintas. Si quieres ver muchas recetas auténticas de tacos puedes visitar este sitio web.

En esta ocasión vamos a hacer unos tacos típicos de pollo, pero puedes hacerlos de lo que quieras, ya que el membrillo aportará lo mismo a todas las recetas: una explosión de constrastes de sabor.

Lo primero que vas a necesitar es un poco de dulce de membrillo, te aconsejo que mires en esta web para encontrar la receta que más te guste; y, a partir de ahí, hacer los tacos de manera normal para añadir el dulce al final, a la mezcla del relleno.

Pero no esperemos más y vamos a aprender a hacer tacos mexicanos con un toque de membrillo, ¡ándale!

Ingredientes de los tacos de pollo con membrillo

  • 1 chile seco (o guindilla)
  • 200 g. de membrillo cortado en tiras pequeñas.
  • pimienta y sal al gusto.
  • 250 ml de vinagre blanco.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolla.
  • 2 pechugas de pollo.
  • 3 dientes de ajo.
  • 250 g. de tomate pelado.
  • apio (una rama).
  • laurel al gusto (1-2 hojas).
  • 10 tortitas de maíz.

Puedes usar pico de gallo, guacamole, queso, …

Tacos con membrillo

  1. Hidratamos la guindilla o chile para que esté lista cuando la vayamos a utilizar. Después preparamos las pechugas, el apio, la zanahoria y media cebolla, cortándolo todo en trozos generosos y ponemos agua a hervir en una olla.
  2. Metemos los ingredientes preparados anteriormente en la olla y lo dejamos cocinar durante unos 25 minutos. Tras esto, sacamos los ingredientes cocinados, colamos el caldo y reservamos.
  3. Cuando esté lo suficientemente frío como para manipularlo con las manos, desmenuzamos el pollo en tiras.
  4. Sacamos el chile del agua y le quitamos las semillas, partiéndolo por la mitad.
  5. Volvemos a verter el caldo colado en la olla y esta vez llevamos a ebullición los siguientes ingredientes: media cebolla, la mitad de los tomates, dos dientes de ajo (los puedes partir por la mitad). Debemos mantenerlo en ebullición durante unos 10 minutos.
  6. Eso será la salsa, ya la podemos licuar; si ves que queda demasiado espesa, puedes rebajarla con un poco de caldo.
  7. Ahora volvemos a tomar los ingredientes que cocimos al principio: media cebolla, apio, y zanahoria; a los que añadimos la otra mitad de los tomates. Cortamos todos en juliana y los pasamos por la sartén junto con los dos ajos hasta que se doren. Por último añadimos el pollo, dejamos calentar unos segundos y retiramos.
  8. Servimos la mezcla sobre cada tortilla, añadimos nuestros trocitos de membrillo y aliñamos con la salsa.